jueves, noviembre 22, 2007

La dama o el tigre (cont.)

A propósito del furor causado por la publicación de ¿La dama o el tigre?, el cuento de Frank Stockton mencionado en la entrada anterior, es ilustrativa esta divertida anécdota (*):
"¿La dama o el tigre?" de Frank Stockton, publicado primero en The Century Magazine en 1882, se volvió en seguida una obsesión internacional. Por entonces, los finales indecisos no resultaban modernos sino agraviantes, y Stockton vivió sus últimos veinte años asediado por soluciones, continuaciones y amenazas. Entre estas últímas estuvo cómo Rudyard Kipling lo embromó en perfecto estilo angloindio, según narraba Wave, de San Francisco, en 1896:
Stockton y Kipling se conocieron en la recepción de un escritor, y después de un poco de charla comentó el primero: "-A propósito, Kipling, se me ha ocurrido ir a la India algún día." "-¡Hágalo, querido amigo!" -contestó el señor Kipling con cordialidad sospechosamente cálida- "¡Venga lo más pronto que pueda! ¿Y sabe usted, dicho sea de paso, lo que haremos cuando lo tengamos allí, lejos de sus amigos y familiares? Pues bien, lo primero será atraerlo a la selva, donde lo capturarán y atarán nuestros fieles sirvientes. Entonces lo tumbaremos de espaldas, con uno de nuestros mayores elefantes encima, balanceando una ancha pata delantera sobre su cabeza. Entonces diré con mi tono más persuasivo: "-Vamos a ver, Stockton, ¿qué fue? ¿la dama o el tigre?..."

Segunda prueba del libro de Smullyan:

El rey ordenó cambiar los letreros de las puertas y se seleccionaron nuevos ocupantes —otra dama y tigre—, para las habitaciones.

Los letreros decían lo siguiente:

I
Al menos en una de estas habitaciones
hay una dama.
II
Hay un tigre
en la otra habitación.

El rey le aclaró al segundo prisionero: —O bien los dos letreros dicen la verdad, o bien los dos mienten. ¿Qué habitación debería escoger el prisionero?

Sus razonamientos deductivos en los comentarios (clic en sofismas).

(*) Eliot Weinberger, Tigres de papel. Leer más (.PDF).

Enlace a la primer prueba y a la tercer prueba.

8 Sofismas:

El vie. nov. 23, 11:17:00 a.m. 2007, Anonymous Joaquin Abelleira escribió...

Gracias por la sugerencia!. A Klimovsky lo leimos en esa catedra, pero fue una fotocopia de un fragmento del libro, y si vos lo decis, entonces no me puedo conformar con tan poco lo voy a leer!.

La catedra era Gaeta y la curse en al sede Drago.

Con respecto a los razonamientos logicos, sinceramente, no logro resolverlo.

Saludos!.

 
El sáb. nov. 24, 12:45:00 p.m. 2007, Anonymous Joaquin Abelleira escribió...

Bueno se me ocurrio algo, pero no se si estara bien...

El primer cartel es siempre verdadero, porque se supone que en una de las habitaciones hay un tigre y en la otra una dama, entonces por consiguiente el segundo es falso, quiere decir que el tigre esta en la segunda habitacion y no en la primera, yo escogeria la primer habitacion.

Saludos.

 
El dom. nov. 25, 12:16:00 p.m. 2007, Blogger el sofista escribió...

Joaquín: No estás tomando en cuenta que para esta segunda prueba "O bien los dos letreros dicen la verdad, o bien los dos mienten".

 
El jue. nov. 29, 07:07:00 p.m. 2007, Blogger el sofista escribió...

Joaquín: Respecto del tema de epistemología que me comentabas en otra nota, luego de leer el libro (introductorio) de Klimovsky tendrías que empezar a ver los textos propios de los epistemólogos, según tus áreas de interés. También —y sé que la lista se puede hacer muy larga— sería una buena idea que leas bastante historia de la ciencia, para entender mejor los ejemplos propuestos en los textos.

 
El mar. may. 06, 04:24:00 p.m. 2008, Blogger Christian escribió...

Como el letrero 1 dice la verdad (por tautología) entonces ambos letreros dicen la verdad. Haciendo caso al letrero 2 entro en la habitación 2 (ya estaba casi contestada, pero alguien tenía que poner la respuesta).

 
El mié. may. 07, 11:24:00 p.m. 2008, Blogger el sofista escribió...

Correcto Christian, no sé cómo la respuesta se le escapó a Joaquín.

Incluso se puede demostrar que ambos carteles son verdaderos: si el cartel II dice la verdad, ya sabemos que ambos son verdaderos; en cambio, si dice una falsedad —"no hay un tigre en la otra habitación", entonces el cartel I es verdadero —"al menos en una de estas habitaciones hay una dama"—, con lo cual se demuestra que ambos carteles dicen la verdad.

 
El sáb. ene. 12, 05:34:00 a.m. 2013, Blogger Yav Mar Kyn escribió...

Razonamiento:
1. Ambos letreros son verdad o ambos falsos. Si asumo que ambos son falsos, hallo una contradición entre el letrero I y el II, ya que si es falso que "al menos en una de estras habitaciones hay una dama" es porque hay tigres en ambas, por tanto el letrero II seria verdad.
2. Como ambos letreros son verdad o ambos falsos, deduciendo del numeral 1., ambos sería verdad, por tanto la dama esta en la habitación II.

 
El mar. ene. 15, 04:49:00 p.m. 2013, Blogger el sofista escribió...

Sí, es una manera de resolverlo.

Fijate que si Smullyan hubiese permitido habitaciones vacías, entonces no habría contradicción entre los letreros I y II, cuando éstos son falsos. No habría damas pero tampoco habría un tigre en la habitación I. En la habitación II puede haber un tigre o estar vacía.

 

Publicar un comentario

<< Home